La isla de La Palma donde las estrellas se acercan a la tierra

Puerto de Tazacorte

El cielo de la isla de La Palma se llena de un mar de estrellas cada noche. Su privilegiada situación cerca del Ecuador favorece que se pueda ver con mucha nitidez el hemisferio norte y una gran parte del sur. Miles de turistas aficionados a la astronomía encuentran en la isla un lugar ideal para disfrutar de su pasión.

No solo disfrutará de uno de los cielos nocturnos más bonitos del mundo. La isla ofrece un entorno natural de gran valor. La caldera de Taburiente es un área protegida de origen volcánico que desde 2002 es reserva de la biosfera. Los visitantes podrán vivir largas jornadas de senderismo y ocio activo en las que observarán muchas especies endémicas tanto de fauna como de flora.

Si lo que busca es disfrutar de bonitas playas, la isla de La Palma tiene muchas opciones. Aguas cristalinas en calas poco transitadas o playas con buenos servicios de ocio son algunos de los principales atractivos por el que acuden muchos turistas durante todo el año. El Puerto de Tazacorte cuenta con una de las mejores y más grandes.

La Palma vive una continua primavera durante todo el año. La media de la temperatura es de 25 grados y con pocas precipitaciones. Todo ello unido al apacible estilo de vida característico de la isla muy vinculada a la agricultura y muy tranquilo por lo que el visitante vivirá unos días de descanso para olvidarse de la rutina diaria.

Otra de las cualidades por las que quedará encantado con su visita a la isla de La Palma es su entorno rural, en el que hay grandes diferencias climáticas. Bosques espesos conviven con zonas desérticas. A cada instantánea se dará cuenta de la singularidad del paisaje volcánico y de la originalidad de los pueblos.

Un aspecto especial de la cultura agrícola y que se refleja luego en la gastronomía es su amplia tradición con la caña de azúcar y los vinos. Ya en el siglo XVI los primeros colonos comenzaron a exportarlos. Los vinos palmeros ya por entonces comenzaron a tener prestigio entre los nobles del viejo continente. Incluso quedó patente en textos de William Shakespeare o Walter Scott.

La isla de La Palma es un destino para los amantes de la naturaleza, la gastronomía, el mar y de la atracción de ver un mar de estrellas en calma.

Interés Náutico

Interés Turístico